Verdades y Contradicciones del té Verde

El té verde es una de las bebidas más populares hoy en día, pues además de su rico sabor es muy beneficioso para nuestro organismo y una buena fuente de energía que podría sustituir tu café en la mañana. Sin embargo, como todo no debemos exceder su consumo, la cantidad ideal es tomar 2 tazas al día.

Para contarte un poquito de historia, el té verde es una bebida natural que ha sido parte de la medicina tradicional de china desde hace siglos y que con el tiempo se ha ido extendiendo por todo el territorio asiático posicionándose como uno de los tés más populares en todo el mundo.

Una de las razones por las cuales esta bebida es tan beneficiosa es por que a diferencia de otros tés, el té verde no pasa por los procesos normales de fermentación, haciendo que conserve la totalidad de sus antioxidantes y poli fenoles los cuales ayudan a controlar el peso y prevenir el cáncer.

Entre sus otros beneficios esta la prevención de la diabetes tipo 1 y 2, ya que los antioxidantes presentes en la bebida ayudan a controlar la glucosa en la sangre. También si lo tomas después de la comida, puede prevenir el alza en la insulina y el almacenamiento de azúcares.

También, sus antioxidantes evitan la formación de coágulos en la sangre, limpian arterías y controlan el exceso de lípidos en la sangre, previniendo así enfermedades cardiovasculares, riesgos de un ataque cardíaco y trombosis.

Otro beneficio no muy conocido, es que al tomar té verde diario ayuda a prevenir la propagación del virus del papiloma humano ya que la epigalocatequina, presente en el té verde, inhibe el ciclo celular que hace que este virus se prolifere.

Como se mencionó al inicio de este artículo, los beneficios son miles, pero aún así su consumo no debe excederse a más de 2 tazas al día ya que los excesos pueden ocasionar malestares como dolor de cabeza, diarrea, mareos e insomnio.