¿Qué es la Espirulina y por qué Debería Importarte?

Seguramente, has escuchado sobre la espirulina en más de una ocasión, en el gimnasio o incluso con tus amigos. O tal vez su nutricionista o su médico le hayan dicho que debe consumirlo. Esto se debe a que la espirulina es famosa por ser una fuente importante de proteínas, vitaminas y minerales, lo que la hace sobresalir por su alto valor nutricional.

Los nutricionistas y los expertos recomiendan la espirulina como un suplemento dietético nutricional, ya que puede prevenir varios problemas de salud y ayuda con el tratamiento de enfermedades, como la diabetes.

Además, la espirulina destaca por las siguientes razones:

1. Proteína: Tiene una proporción mucho mayor de proteínas que otras fuentes, y proporciona el 65 por ciento de estas proteínas al cuerpo.
2. Digestión: Fácil de digerir, ya que no contiene celulosa. Eso hace que sea fácil de digerir incluso cuando tienes problemas de absorción intestinal.
3. Lípidos: Gracias a los ácidos grasos, combate la obesidad, la artritis, el alcoholismo y algunas enfermedades neuropsíquicas.
4. Minerales: Contiene elementos como el selenio y el zinc que ayudan a preservar el sistema nervioso.
5. Hepatoprotector: Ayuda a reducir el nivel de lípidos en la sangre y protege el hígado.

Además, la espirulina tiene efectos beneficiosos en ciertas enfermedades con trastornos neuropáticos, como diabetes, anemia y algunos tumores. Y eso se debe a que también proporciona grandes cantidades de hierro, ácido fólico y vitamina B12.

Además, la espirulina ayuda a perder peso porque si la incluye en su dieta habitual, ayuda a reducir la grasa. Y eso se debe al alto contenido de ácidos grasos poliinsaturados.

Entonces, ahora sabes por qué debes incluir la espirulina en tu dieta diaria. Asegúrate de aprovechar todos sus beneficios.