Beneficios del Aceite de Ajonjolí

El aceite de ajonjolí o mejor conocido como aceite de sésamo es uno de los alimentos más beneficiosos que existen que puedes integrar a tu dieta ya que contiene ácidos grasos esenciales para tu salud como lo son el omega 3 y el omega 6. Además, el aceite de ajonjolí tiene un sabor y una textura muy especial compatible con la mayoría de nuestros alimentos que sólo mejorará el sabor de tus platillos.

Este aceite es originario de Asia, pero en los últimos años ha llegado a casi todo el mundo, pues su sabor lo ha hecho muy popular, pero son sus propiedades lo que en realidad deberían hacerlo famoso.

El aceite de ajonjolí es principalmente beneficioso para el cerebro, pues contiene zinc, hierro y calcio. Pero lo más importante es el magnesio, pues ayuda a combatir el agotamiento físico y mental, cuida nuestros huesos y fortalece el sistema nervioso.

También es rico en vitamina E, fosfolípidos y lecitina, muy importantes para la memoria y cuidar nuestras células nerviosas ayudando a prevenir enfermedades como el Alzheimer. El aceite de ajonjolí también es muy beneficioso para la salud cardiaca, pues ayuda a reducir el colesterol, evitando que la grasa se adhiera a las arterias.

Otro beneficio muy interesante y poco conocido del aceite de ajonjolí es que también funciona como un buen antiinflamatorio y puede ayudar con condiciones como la artritis, túnel carpiano, esguinces, calambres musculares, cólicos, entre otros, gracias a los ácidos grasos presentes en el aceite.

Para aprovechar estos beneficios sólo necesitas tomar dos cucharadas al día o aplicarlo directamente en la zona inflamada, masajeando por unos minutos.

Por último, el aceite de ajonjolí puede ser tu aliado de belleza pues también lo puedes utilizar para hidratar la piel seca, nutrir, rejuvenecer e incluso lo puedes utilizar como protector solar.