Beneficios de las Semillas de Chía

Estas pequeñas semillas con un agradable sabor a nuez tienen mucho más beneficios de los que te imaginas, entre ellos ayudar a tu cuerpo a bajar de peso y controlar el apetito, es por eso que muchos nutriólogos incluyen su consumo en sus dietas.

Las semillas de Chía además de contener una gran variedad de vitaminas y minerales son uno de los alimentos más saludables del planeta es por eso que es importante destacar su gran perfil nutricional, estas semillas contienen calcio, manganeso, magnesio y fósforo, también una alta cantidad de zinc, vitamina B3, potasio, vitamina B1 y Vitamina B2. Además, también son una gran fuente de grasas omega-3 concentradas que son muy importantes para la salud de nuestro cerebro y de fibra.

Estudios aseguran que la chía es una semilla muy antigua, nativa de México y Guatemala y era un elemento básico en la dieta para los aztecas y los mayas en su día, pero a pesar de su antigua historia esta semilla apenas ha empezado a popularizarse en los últimos años, convirtiéndose en un alimento moderno consumido por millones de personas en todo el mundo que buscan cuidar su salud ya que también es un alimento fácil de incorporar a nuestra dieta diaria.

La razón es que estas semillas pueden ser consumidas enteras o molidas, mientras que otras semillas tienen que ser molidas antes de su consumo para poder obtener todos los beneficios.

Las semillas de chía naturales de buena calidad son de color negro o de color blanco. Las de color blanco tienen más proteínas que las de color negro, y éstas últimas tienen más fibra que las primeras.

Beneficios de la chía:

Como comentamos al inicio de este artículo, las semillas de chía esta llenas de nutrientes que pueden tener importantes beneficios para nuestro cuerpo y cerebro. A continuación te mencionaré los 5 más importantes:

  1. Actualmente, la chía esta siendo estudiada como un tratamiento natural para la diabetes tipo 2, debido a su capacidad de ralentizar la digestión. Además, el recubrimiento gelatinoso que se desarrolla en las semillas de chía remojadas en líquidos puede evitar los picos de azúcar en la sangre. Este efecto estabilizador del azúcar en la sangre, también combate la resistencia a la insulina, que puede estar ligado a un aumento de la grasa del abdomen.
  2. Una ración de 30 gramos de chía tiene 11 gramos de fibra, que es igual a un tercio del consume diario recomendado para adultos. Si añadimos una pequeña cantidad de chía a nuestra dieta, nos aseguramos de estar tomando la cantidad recomendada de fibra diaria, algo muy beneficioso para nuestra salud digestiva.
  3. Una ración tiene un 18% de la ingesta diaria recomendada de calcio, por lo que se convierte en una ayuda para mantener los huesos y los dientes fuertes y prevenir la osteoporosis.
  4. El triptófano es un aminoácido que se encuentra en las semillas de chía, y es el responsable de ayudar a regular el apetito, el sueño y mejorar el estado de ánimo.
  5. Se ha demostrado que las semillas de chía mejoran la presión arterial en los diabéticos, y también pueden aumentar el colesterol bueno, mientras que reducen el colesterol total, el LDL (el malo) y los triglicéridos.

Como ves, la chía es una semilla con muchos beneficios, sin embargo como todo debe tomarse con moderación, ya que puede tener efectos secundarios como problemas gastrointestinales debido a la alta cantidad de fibra que contiene, si tienes duda de cual es la cantidad ideal para tomar diario, consulta a tu doctor o nutriólogo, el o ella podrá asesorarte de cuanta es la cantidad ideal de chía a consumir.